El desarrollo de una cultura emprendedora y la promoción de actitudes y valores de comportamiento como la responsabilidad, toma de riesgos y espíritu de iniciativa son cruciales para que un país mejore el empleo juvenil, uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Nicaragua necesita crear más empresas para generar más empleos y para ello se requiere de personas con espíritu emprendedor, y dotadas de habilidades y conocimientos para iniciar y manejar con éxito un negocio.

El sistema educativo desempeña un papel esencial en la preparación de los jóvenes para que puedan insertarse a la vida social y laboral. Para dar respuesta a esta apremiante necesidad, el Ministerio de Educación con el apoyo del Cuerpo de Paz ha implementado un programa para apoyar a los jóvenes a reconocer sus capacidades y ampliar su visión de las oportunidades que pueden aprovechar en su entorno para procurarse un medio de vida y una ocupación provechosa par sí mismos, sus familias y la sociedad.

Le invitamos a navegar este sitio para descubrir más sobre las iniciativas de Fomento al Emprendedurismo desde el ámbito educativo y conocer las ideas creativas y experiencias exitosas de jóvenes emprendedores nicaragüenses.